La apuesta por la ciberseguridad para las PYMES españolas

Durante los pasados días 19 y 20 de octubre se celebró el 15º Encuentro Internacional de Seguridad de la Información (#15ENISE), organizado por el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE). Este evento reunión a más de 2200 profesionales del sector con el objetivo de fomentar la innovación en ciberseguridad, así como debatir sobre los actuales retos, presentes en el mercado, y sus posibles soluciones.

Uno de los temas tratados durante el acto fue la falta de sensibilización con la ciberseguridad por parte de las pequeñas empresas del territorio nacional. Según asegura Nadia Calviño, vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, muchos empresarios de pequeñas empresas cometen el error de suponer que las PYMES no representan beneficios potenciales para los ciber-delincuentes, especialmente cuando son comparadas con grandes empresas.

Sin embargo, estos empresarios tienen que entender que un ciberataque no siempre implica que se perpetren acciones de ciber-vandalismo contra sus corporaciones, sino que existe la posibilidad de que los ciber-criminales vean a estas compañías como puertas de entrada a otros objetivos de mayor magnitud, como podrían ser clientes o proveedores. 

Hoy en día, los ciber-ataques se consideran el primer delito a nivel mundial. Por ello, estar concienciado con la ciberseguridad se ha convertido en un gran aliado para asegurar la continuidad de negocio:

Por un lado, ser víctima de un ciberataque, independientemente del tamaño de la empresa que lo reciba, implica una serie de perdidas, que no siempre tienen que ser monetarias. Existen también daños provocados por la inversión de tiempo y recursos que se dedican a la detención del ataque. Tiempo y recursos que, de no ser por la incursión, se estarían empleando en la actividad regular de la empresa.

Por otro lado, y en adición a lo anterior, sufrir un ciberataque podría incluso conllevar el recibimiento de sanciones legales. Según el marco legal nacional, cuanto mayor sea la despreocupación mostrada por la empresa en lo referente a la ciberseguridad, mayor es la falta de conocimiento que esta presenta acerca de cómo actuar durante un ciberataque y, por ende, mayor sería el daño provocado por los ciber-delincuentes en caso de que sucediese, lo que podría conllevar sanciones de hasta un millón de euros.

En todo caso, según datos europeos, el 60% de las pymes que son víctimas de ciberataques desaparece en los seis meses siguientes al incidente. Como resultado, el INCIBE asegura destinar 500 millones de euros, provenientes de los fondos europeos de reconstrucción, para ayudar a combatir estas crecientes amenazas.

Publicado
octubre 29, 2021

Autor: Ricardo Arbelo